La parte práctica de la oposición a bibliotecas variará según la convocatoria y la categoría a la que te presentes. Generalmente suele incluir tres tipos de pruebas:


Catalogación de documentos (normalmente, 3 monografías, 2 audiovisuales y 1 revista), preguntas de usuarios o búsquedas bibliográficas y ejercicios de ordenación de fondos, por CDU y por signatura topográfica.

Para la preparación de estas pruebas es necesario conocer y manejar las Reglas de Catalogación, la Lista de Encabezamientos de Materias y la Clasificación Decimal Universal (CDU).

En la categoría de Ayudante de Biblioteca, además, suele haber un ejercicio de traducción y resumen de un texto técnico. El ejercicio práctico para esta categoría puede proponer la elaboración de un supuesto sobre organización bibliotecaria, planificación, programación de actividades culturales, formación de usuarios, etc.

En la Sala de prácticas encontrarás una serie de ejercicios que te servirán para practicar este tipo de pruebas. También encontrarás una recopilación de test con preguntas relativas al temario y las plantillas correctoras para que puedas comprobar tus respuestas, portadas resueltas para practicar la catalogación y algunos ejercicios de ordenación de fondos, organización bibliotecaria y atención a usuarios.

Volver al índice

También te puede interesar:
Oposiciones a bibliotecas. El examen práctico I | El examen práctico II, por Lía González