Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

calendario semanal Test MÌnimo semanal | usuarios Comprueba tu respuesta


La imprenta en España se inicia por impresores extranjeros.  Uno de estos impresores, Arnao Guillén de Brocar, fue el primero en introducir este arte en Navarra y el único impresor en época incunable en Pamplona.

Arnao Guillén de Brocar fue tipógrafo, impresor, grabador y editor desarrollando su actividad profesional durante los siglos XV y XVI. El origen de Brocar es incierto: Algunos autores lo consideran de origen alemán otros, sin embargo, lo consideran francés al ubicar su etapa de aprendizaje en el taller del impresor de Touluse, Henricus Meyer y debido a que sus tipos más antiguos coinciden con los del taller de este impresor.

Arnao Guillén de Brocar

Brocar. Marca de impresor. www.realbiblioteca.es

Brocar vivió desde 1489 hasta 1501 en Pamplona, ciudad en la que estableció su imprenta invitado posiblemente por los reyes navarros. Durante su estancia en Pamplona se casó y tuvo dos hijos, también impresores,  y una hija que se casó con el primer impresor de Estella, Miguel de Eguía. Por el testamento de su hijo Juan de Brocar y las reclamaciones de su nieto Miguel de Eguía, se conoce que Brocar tuvo un importante patrimonio, en parte, gracias al privilegio de impresión de las “Bulas de Cruzada” y de las “Artes de Gramática” de Antonio de Nebrija.

Su marca de impresor es de tipo geométrico con sus iniciales A. G. (Arnao Guillén) entrelazadas en la parte inferior del círculo y D.B. (de Brocar) en la parte superior.

Sus obras se caracterizan por el predominio de la temática religiosa; grabados de madera con abundancia de orlas vegetales o antropomorfas; el uso papel de muy buena calidad; caracteres góticos de tipo lionés y parisino, a veces impresión en dos columnas y el uso frecuente de tinta roja y negra.

De su taller en Pamplona salieron 29 obras entre las que se encuentra su primer incunableManuale“, impreso en diciembre de 1489.

De Pamplona se trasladó a Logroño a finales de 1501 donde permaneció hasta 1510. Entre las obras impresas en esta ciudad destacan las obras de Antonio Nebrija, la de Diego de San Pedro “Cárcel de Amor”, los “Triunfos“ de Petrarca o el “Cancionero” de Jerónimo Urrea.

En su última etapa hasta 1523, año de su muerte, su actividad profesional se distingue por su carácter itinerante. En 1510 fue llamado por el Cardenal Cisneros a Alcalá de Henares para imprimir la Biblia políglota, mantuvo talleres abiertos en Valladolid, Toledo y como editor en Burgos. Aunque parece que su taller principal era el de Alcalá de Henares.

El acontecimiento más destacado en la vida profesional de Brocar fue la impresión de la Biblia Políglota que le mantuvo ocupado hasta 1517. Paralelamente realizó impresiones de textos para la Universidad de Alcalá, las Bulas de Cruzada en Valladolid y Toledo y esporádicamente otros textos en Logroño.

biblia políglota complutense

Biblia Políglota Complutense
biblioteca.ucm.es/historica

La Biblia Políglota fue la primera edición impresa en varias lenguas de una Biblia completa. La impresión duró cinco años y su costo alcanzó los 50.000 escudos de oro.
Los cuatro idiomas en que fue redactada, hebreo, griego, arameo y latín se encuentran simultáneamente impresos en cada página para facilitar la lectura. Para los textos se contó con importantes colaboraciones como  la de Alfonso de Zamora y Pablo Coronel, judíos conversos, para el hebreo y arameo; Demetrio Cretense y Fernando de Valladolid para el griego y para el latín, Juan Vergara, López de Zúñiga y Antonio de Nebrija.
La obra fue auspiciada por el cardenal Jiménez de Cisneros, arzobispo de Toledo y de la impresión se encargó Arnao Guillén de Brocar que realizó un extraordinario trabajo: Sencillos y bellos tipos, admirable maquetación, extraordinaria corrección tipográfica y una esmerada estampación diereon como resultado una de las más bellas del siglo XVI.
Sólo se imprimieron 600 ejemplares en papel y 6 en vitela y aunque se terminó totalmente en 1517 parece que no fue hasta 1521 cuando comenzó su venta, a 6 ducados y medio de oro.

Arnao Guillén de Brocar fue un impresor de reconocido prestigio que en la actualidad está considerado por muchos autores como el mejor impresor de su tiempo en España.

Fuente:

Biblia Políglota Complutense en: http://biblioteca.ucm.es/historica/biblia-poliglota-complutense

Imprenta. Gran Enciclopedia Navarra.

Rodríguez Pelaz, C. (1998). La ilustración en los impresos de Guillén de Brocar. Ondare, 17, 437-445. Disponible en: http://www.infoamerica.org/museo/pdf/guillen.pdf